///5 razones por las que los hombres sí deben cocinar

5 razones por las que los hombres sí deben cocinar

Para empezar, dejemos en el pasado aquel cliché de que la cocina es solamente para ellas. La cocina es y debe de ser para todos, desde los niños y niñas a quienes les encanta experimentar y crear con sus propias manos sin importarles ni un poquito lo manchados que puedan terminar, hasta los hombres que quieren tomar la sartén para llevar a cabo sus propias creaciones culinarias.

Además de esto (y aparte de las mujeres), para los hombres preparar sus alimentos representa una actividad sumamente positiva con ciertos beneficios que tal vez han dejado pasar por alto.

 

Aquí una lista con 5 razones de por qué los hombres sí deben cocinar.

1. Cocinar es un arte… y una buena terapia

Como bien lo dicen, cocinar es todo un arte que involucra tanto conocimiento como ejecución personal, en la que cada platillo es una pieza artesanal distinta a todas las demás. Se trata de un arte porque requiere de todos tus sentidos activos y en colaboración para crear cosas grandiosas y, principalmente, deliciosas. Puede resultar una buena terapia, gracias a que la concentración que te demanda permite desconectarte de todo lo demás, incluyendo tus problemas y estrés. Por si fuera poco, es bastante placentero, más cuando recibes un halago por el sabor de tu elaboración.

2. Cocinar en casa es más saludable

No sólo porque lo dice el doctor, pero cocinar tú mismo te permitirá dar seguimiento y una cierta vigilancia sanitaria a tus alimentos empezando por el lugar en donde adquieres los ingredientes, la higiene de tu casa y de tus manos, e incluso la conservación de los mismos, si es que estás preparando tu lunch para el siguiente día. Al comer en la calle o en restaurantes, este proceso queda ajeno a ti y a veces sin ninguna garantía de salubridad.

3. Cocinar en casa te hace un gran anfitrión

¿Cuántas veces te invitaron a comer a casa de alguien y vas con la alegría de saber que comerás algo rico? Pues esa es la oportunidad que te ofrece saber cocinar, el poder invitar a tus familiares y amigos ofreciéndoles tu hospitalidad y las ganas de compartir algo hecho con tus manos y desde tu corazón. Ellos lo apreciarán mil veces más que si los invitas a casa para pedir pizzas por teléfono, hasta te pedirán hacer más reuniones sólo para degustar nuevamente tus platillos. En resumen, darás de qué hablar (positivamente).

4. Cocinar en casa te ahorra dinero

No sólo cuando encuentras la mejor oferta en el supermercado o cuando eres el mejor regateando en el mercado de frutas y verduras, también ahorras mucho dinero al aprender a racionar mejor cada ingrediente para contar con un menú variado y al mismo tiempo rico en nutrición.

Por otra parte, pagar por tus alimentos termina siendo un gasto que suma mucho al final del mes, y muchas veces, al gastar todos los días buscas una opción económica que no necesariamente es la mejor. Resulta más satisfactorio poder consentirte de vez en cuando en un buen restaurante.

5. Cocinar te da independencia

Así como es de indispensable saber conducir, atarse una corbata, cambiar un foco o cambiar un pañal, cocinar debe ser uno de los conocimientos básicos del hombre.

Imaginando un caso extremo donde te conviertas en un nuevo Tom Hanks varado en una isla desierta, si no sabes cocinar ¿qué harías? Sin irnos tan lejos, si eres soltero en algún momento tendrás que aprender, y si vives en compañía, no siempre podrás depender de lo que quiera o sepa cocinar tu roomie o tu pareja, o de su tiempo disponible, y mucho menos irás a casa de tus papás todos los días para sacar algo de la heladera.

Aprender a cocinar también puede convertirse en un hito dentro de la historia de tu vida, así que ¡ve por ese logro y libera a tu chef interior!

2019-04-12T09:53:53+00:00 abril 12, 2019|Food & Drinks|