///7 de los platillos más exóticos de toda Latinoamérica

7 de los platillos más exóticos de toda Latinoamérica

¿Qué es lo más exótico que has comido? Cualquier cosa que recuerdes, puede que se quede corta con la siguiente lista de platillos poco comunes alrededor del planeta, pero que, debido a nuestra historia, tradiciones y cultura, en Latinoamérica resultan una comida de cualquier ocasión.

Descubre estas rarezas gastronómicas a continuación.

 

1. Sarapatera (Perú)

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Fernando Delacruz Sihuay (@juferdesi) on

Una sopa hecha de tortuga motelo dentro de su mismo caparazón. Preparada en la región amazónica peruana, la sarapatera es uno de los platillos más exóticos que se pueden encontrar en el área. Se prepara con plátano rayado, cilantro, carne de tortuga y su mismo caparazón sirve como recipiente de cocción a la que se añade un poco de agua. Un favorito de la zona.

 

2. Ñachi (Chile)

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Miguel Catricheo (@miguelnewencatricheo) on

En ciertas culturas la sangre de los animales es utilizada para diversos fines, a veces para consumo humano, como es el caso de los mapuches quienes tradicionalmente han preparado este platillo desde tiempo atrás, y que hoy en día se sirve en las mesas chilenas.

Se trata del ñachi, que consiste en extraer sangre fresca de un cerdo o cordero y que después de mezclarse con cilantro, picante, limón y sal, se deja reposar hasta que llegue al punto de coagulación para después comerse con pan. Según sus consumidores, este platillo ofrece un gran aporte vitamínico, además de un buen sabor.

 

3. Caldo Cardán (Bolivia)

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Rare Flavor Co ?⚡️ (@rareflavorco) on

Al toro por los cuernos… o tal vez de un poco más abajo, y es que en este platillo el ingrediente principal es el propio pene del bovino.

Popularmente conocido como “el viagra de los andes”, el caldo de cardán se cocina durante toda una noche, incluyendo también carne de cordero, así como arroz, zanahorias y apio. Característico de La Paz, quienes lo piden no sólo buscan los poderes afrodisíacos que se supone puede otorgar, sino simplemente desean saborear su gran preparación.

 

4. Mayera (Colombia)

 

View this post on Instagram

 

A post shared by ᴡɪʟᴋɪɴs ᴀ. (@bendersfitness) on

La mayera es una especie de hormiga también conocida como “culona” que se consume en la región de Santader, Colombia. La peculiaridad, es que sólo son comestibles las hormigas reina y todavía más extraño, es que éstas únicamente salen de sus colonias en épocas de lluvia para el apareamiento.

Su preparación suele ser simple, la mayoría de las veces solamente se tuestan y se acompañan en el plato con alguna salsa. Quienes las han probado aseguran que su sabor es una mezcla entre frutos secos y maní.

 

5. Cuy (Ecuador)

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Justin Quiles (@jquiles) on

En recientes años estos grandes roedores han sido parte de las mascotas del hogar, pero desde hace mucho tiempo en la región andina, forman parte de la dieta de sus pobladores, principalmente de Ecuador, Bolivia y Perú.

En su preparación más simple, este animal silvestre se cuece a las brasas o a la parrilla, y ya en el plato se acompaña de arroz o ensalada; pero al ser cada vez más popular en las gastronomías de la zona, el cuy puede ser un ingrediente más de una cocina gourmet, al ser una carne magra con un alto contenido en hierro.

 

6. Chinchulín (Uruguay)

 

View this post on Instagram

 

A post shared by LA BRASA LOCA (@labrasaloca) on

En un inicio cuando las vacas llegaron a América por medio de los españoles, se utilizaron como animales de trabajo, luego se comenzó a aprovechar su leche y hasta tiempo después fue que se comenzó a usar su carne como alimento para los humanos, aunque no como lo hacemos hoy en día, pues sólo ciertas partes del cuerpo de la vaca se consumían y, por ejemplo, las entrañas eran destinadas a los perros o a los esclavos. Por suerte en la actualidad dicha discriminación ha terminado y es fecha en la que cualquiera puede comer lo que se le antoje, entre eso, están las “exóticas” vísceras conocidas como chinchulines, que son el propio intestino delgado de la vaca cortado en varios tramos y que forman parte del famoso -y delicioso- asado rioplatense. Los chinchulines suelen ser lo primero en servirse sobre la mesa mientras el resto de cortes siguen asándose a la parrilla.

 

7. Escamoles (México)

 

View this post on Instagram

 

A post shared by The Ladybug Adventures (@the_ladybug_adventures) on

Ya descubrimos que en Colombia comen hormigas “culonas”, ahora te contamos que en México comen algo similar conocido como “el caviar mexicano”, que es la hueva de hormiga, más propiamente nombrados escamoles. Éstos no son nada fáciles de obtener, pues sólo se encuentran en determinados meses del año en lo profundo de los hormigueros (a unos 3 metros bajo tierra), lo que hace que su valor incremente. ¿Y de sabor? Quienes han probado los escamoles aseguran que tienen un gusto bastante sutil y delicioso, por lo que su preparación suele ser sencilla.

 

Después de conocer esta lista es probable que tu reacción sea alguna de las siguientes: repulsión o interés en probar alguno de los platillos (esperemos que sea la segunda).

2019-04-15T16:26:17+00:00 marzo 5, 2019|Food & Drinks|