///Cómo hacer un buen fuego para el asado

Cómo hacer un buen fuego para el asado

Mantener el fuego encendido (no, no estamos hablando de una relación sino de algo incluso más complicado: el fuego en el asador), es algo que no a todos se nos da, y que si no sabes mantener podría arruinar una gran parrillada. Así que aquí van algunos tips para ayudarte a recibir los tan afamados aplausos para el asador.

Primer Tip

Es bien sencillo: usa una botella y recúbrela toda con capas y capas de papel (que no quede ningún espacio descubierto), sí de esas de los diarios que ya no leemos desde que tenemos internet (eso sí, no las pongas muy apretadas). Luego coloca la botella parada sobre la parrilla y ponle carbón alrededor (dicen que para saber que es un buen carbón, éste debe tener sonido de campana, es decir, metálico).

Después retira cuidadosamente la botella dejando solamente el papel, de forma que quede como un “tubo” (o chimenea) rodeado de un volcán de carbón.

Luego echa bolitas de papel en el interior de ese “tubo” y préndelos. Estas bolitas de papel deben estar bien apretadas para que estén duras y no se vuelen al primer viento que aparezca o incluso cuando le soples. Hecho todo esto pues voilá ¡tenemos asado!

Segundo Tip

Lo que tienes que hacer es poner carbón, papel (sí, también el del diario), maderitas (de esas con las que hacen los cajones en los que transportan las verduras) y pequeñas bolitas de miga de pan envueltas en aceite común de cocina para lograr un fuego duradero. Haciendo esto, tu única preocupación será que el asado quede rico, y no que la llama se apague.

Tercer Tip

Si vas a usar maderitas, ponlas formando marcos y si de preferencia logras tres pisos, mejor. Luego, dentro de los marcos pones el carbón y rollos de papel de diario. Lo prendes y ya está, tendrás un fuego intenso y constante a través de las brasas de carbón.

Cuarto Tip

La temperatura de tu fuego deberá de corresponder al tipo de corte de carne que quieras asar, los cortes más gruesos requieren de un fuego lento, mientras que los más finos cocinan mejor a fuego alto y de manera rápida.

Para saber qué tal está tu fuego, coloca tu mano sobre el carbón prendido a la distancia que estará tu carne hasta comenzar a tener la sensación de estar quemando durante el siguiente tiempo para notar su temperatura:

  • Fuego alto = 2 segundos.
  • Fuego medio-alto = 3 a 4 segundos.
  • Fuego medio = 5 a 6 segundos.
  • Fuego bajo = 7 a 8 segundos.

¡Listo! Ya tienes un pretexto para organizar un asado y poner en marcha lo aprendido para compartir una gran comida junto a tus comensales favoritos.

2019-04-15T15:29:54+00:00 noviembre 1, 2018|Food & Drinks|