///Cómo hackear tu rutina para lograr tus objetivos
  • Cómo hackear tu rutina para lograr tus objetivos

Cómo hackear tu rutina para lograr tus objetivos

¿Has sentido que conforme vas creciendo el tiempo pasa más rápido? Quizá tengas el recuerdo de que en la niñez los días eran más largos y ahora, a penas, rinden para hacer unas cuantas cosas. Si esto te sucede es posible que la falta de tiempo sea tu principal enemigo a la hora de realizar cualquier proyecto nuevo, por lo que tu gran idea podría estar yéndose por la tubería de la ducha por miedo a no poder realizarla.

Emprender cualquier proyecto que tengas en mente dejará de ser algo aterrador con estos simples trucos para hackear tu organización del día a día y salir victorioso.

5 hacks para alcanzar tus objetivos

¿5 minutos más?

Un buen día comienza desde temprano, pero no nos referimos a mortificarte con menos horas de sueño de las que necesitas para levantarte a hacer algo que realmente no quieres; nos referimos a la importancia que tiene la primera parte del día. En el momento en el que suena tu alarma ha comenzado tu día, por lo que posponerla y regalarte 5 minutos de “sueño” en realidad te los estarás descontando de tu día; procura colocar tu teléfono o despertador lejos de tu cama, para que el acto de apagar la alarma realmente te saque de tu cama.

Abre tus cortinas para que entre luz o enciende el foco, eso le indicará a tu cuerpo que el día ha comenzado. Y luego tiende tu cama, eso te comprometerá a permanecer fuera de ella.

Clasifica

Dedica los primeros minutos de la mañana para mentalizar todo lo que deseas realizar en ese día y asígnales una clasificación por nivel de importancia: prioritarias, relevantes y complementarias; anótalas en tu teléfono. Si en tu día tienes tres pendientes de diferentes niveles de importancia, enfócate en las prioritarias, pero sin ir pateando las menos importantes hasta que se comprometa un solo día para realizar todos esos pequeños pendientes.

Cómo hackear tu rutina para lograr tus objetivos

Surfea imprevistos

Uno de los errores al momento de planificar el día es considerar que el plan será perfecto sin considerar imprevistos, por lo que debes considerar que tendrás distracciones e interrupciones, ya sea por agentes externos, como la visita imprevista de un amigo, o propios, como un momento de iluminación en el que te llenes de ideas que sean necesarias anotar.

Aléjate de las redes

Mientras que realizas cualquiera de tus actividades relevantes es importante que te alejes de estas distracciones, a menos de que tengas que trabajar sobre ellas; también es importante que aprendas a no contestar a todos los llamados que te surjan. La concentración que pierdes cuando atiendes a estos no se recupera fácilmente, por lo que es posible que continúes divagando en el mundo virtual.

Objetivos realizables

Lo que queremos decir con esto es que seas consciente de que habrá actividades u objetivos muy ambiciosos que no se podrán realizar en un solo día, por lo que es importante que puedas reconocer el avance que has realizado en ellos como una motivación para retomarlos al día siguiente.

¿Te has dado cuenta de que son sólo un conjunto de pequeñas acciones? Al incorporarlas a tu rutina notarás cómo de pronto todo se vuelve más sencillo y cercano de realizar.

Todo listo para el éxito.

2020-08-24T17:46:52+00:00 agosto 24, 2020|Fashion & Lifestyle|