///Los destilados latinos que nos ponen a brindar

Los destilados latinos que nos ponen a brindar

En América Latina sabemos ponerle sabor a todo: ya sea a la música a través de nuestros bailes llenos de ritmo, a la comida y su deliciosa combinación de ingredientes o hasta a los brindis con sus deliciosas bebidas. Acá te dejamos una lista con algunas de nuestras favoritas. ¿Ya las probaste?

Mezcal

Se le considera también como “la bebida llegada del cielo”, y es que, según el mito, un día un rayo cayó sobre el agave (que es de donde se obtiene esta bebida) dando a conocer esta deliciosa creación.

En México existen muchos tipos de mezcales como el minero, el de pechuga o el de gusano (sí, este último tiene un gusano de maguey comestible), y lo que varía es su forma de preparación, lo que le da a cada uno un sabor diferente. Eso sí, no importa cuál sea la forma en que se prepara, aunque los sabores sean diferentes, todos siempre son muy ricos.

Tal vez te estarás preguntando “¿Qué no es más famosos el tequila?”, sí, en el resto del mundo tequila es igual a México, pero el mezcal ha cobrado una popularidad global que está haciéndole compañía al tradicional tequila. Además, según algunos expertos en el tema, afirman que en realidad el tequila se le puede considerar un tipo de mezcal, principalmente por su origen en el agave.

Así que, si un día quieres brindar, recuerda el dicho: “Para todo mal, mezcal. Y para todo bien, también”.

Grappamiel

Originaria de Uruguay, esta bebida se hace a base de “grappa” (bebida típica de Italia que se obtiene de la fermentación y, posteriormente, destilación de las semillas, tallos y cáscaras de la uva) y como su nombre lo dice: miel.

En verano se sirve con muchos vasos de hielo, pero se consume más en invierno, ya que ayuda a mantener el cuerpo caliente. ¿Te suena?

Ron

Tal vez el destilado más consumido en el mundo producido desde este lado, pero sin tener tanto conocimiento en ser de origen latino, puede ser porque en realidad su nacimiento se dio en la zona del Medio Oriente, pero fue en la época de conquista que se introdujo la caña a Las Américas y de la mano de los cubanos es que se consolidó su consumo como bebida de forma popular.

No sólo Cuba destaca con el ron, en general la región caribeña cuenta con varias naciones que se dedican a su producción, internacionalmente valorada. Su elaboración contempla los 80° de alcohol etílico, posteriormente se rebaja por medio de agua destilada, logrando la dulce bebida que conocemos.

¿Quién no se ha tomado una cuba libre en algún bar de cualquier parte del globo?

Cachaza

Con mucho orgullo, de Brasil para el mundo llega esta bebida que ha ido ganando gran reconocimiento a nivel mundial, tanto, que es el tercer licor más consumido en el mundo.

Como el ron, la cachaza también es de caña, pero la principal diferencia es que la cachaza está hecha a partir de jugo de caña de azúcar fermentado y posteriormente destilado, mientras que el ron usa melazas, un subproducto de la elaboración del azúcar posterior a su cristalización.

La forma más famosa de beberla es en caipirinha, aunque también sola es deliciosa… ¡pero cuidado!, porque también puede resultar traicionera.

Pisco

Emblema de dos naciones, el pisco enorgullece tanto a chilenos como a peruanos, con ligeras variantes, pero mismo resultado delicioso.

Este aguardiente se obtiene mediante la destilación de un tipo de cepas que ofrecen uvas blancas y rosadas. Están reconocidos tres tipos de pisco según los peruanos: puro, mosto verde y acholado; mientras que los chilenos los clasifican en dos: blanco/transparente y envejecido.

La forma más popular es disfrutando de un satisfactorio pisco sour (creado en Perú), coctel elaborado con pisco -obviamente-, limón, clara de huevo batida y hielos.

¡Naturalmente también nos gusta brindar con aguardiente, pisco y ron! ¿Tú cuál de todas estas bebidas prefieres?

 

2019-04-15T15:32:34+00:00 noviembre 1, 2018|Food & Drinks|